Dentro del sistema contra incendios, el sistema de detección de incendios es el encargado de detectar, avisar y dar orden de evacuar si fuera necesario. El sistema adecuado nos permitirá localizar un posible conato de incendio de forma automática, de la manera mas rápida y eficaz.

Está formado por un conjunto de equipos y sistemas de alarmas contra incendios, para detectar y alertar sobre un incendio, minimizando el riesgo de vidas humanas y daños materiales.

 

Solicita presupuesto ajustado a tus necesidades

 

Los sistemas de detección están clasificados en:

  • Sistemas convencionales: están basados en centrales de detección de incendios por zonas, cuyo estado de alarma es procesado por detectores o pulsadores. Este tipo de instalaciones son comunes en pequeños locales o aparcamientos ya que no es difícil la localización de elementos en caso de estado de alarma.
  • Sistemas analógicos: están basados en centrales de detección de incendios por lazos o bucles. El sistema reconoce individualmente cada uno de los elementos (detectores, pulsadores, sirenas, etc.) que conforman el lazo a la hora de reflejar en la central una alarma, nos indica el punto exacto donde ésta se ha producido. Este tipo de sistemas es mas adecuado para grandes locales e instalaciones, como hospitales, grandes superficies, oficinas, colegios, donde facilitan la localización de las posibles alarmas. Es un sistema capaz de controlar todo los elementos desde la propia central.

Los sistemas de detección de incendios están compuestos por central de incendios por zonas o lazos. Las centrales de detección de incendios están clasificadas en centrales convencionales comandadas por zonas. Cuando una zona es activada por un detector o un pulsador, toda la ZONA se activa y queda en ALARMA. Esta información se puede ver en la Central de Incendios pero no se puede saber exactamente qué detector o pulsador fue activado. Se tendría que revisar toda la zona para saber qué elemento ha sido activado.

Sistemas para controlar y avisar de un incendio

Por el contrario, las centrales analógicas comandadas por lazos son las más avanzadas en la actualidad. El sistema reconoce individualmente cada uno de los elementos del sistema contra incendios. A la hora de reflejar en la central una alarma, nos indica el punto exacto en el que se ha producido un evento, siendo más fácil localizar los posibles conatos de incendios.

Pulsadores de alarma

El pulsador manual del sistema está diseñado para ser activado de forma manual en caso de incendios. Al ser activado, informa inmediatamente a la central de detección de incendios. La central iniciará la fase de emergencia siguiendo la configuración establecida y el plan de evacuación debe especificar los procedimientos a seguir.

Los pulsadores pueden ser activados a través de la presión de un botón o por rotura de un cristal frontal, los cuales activan éste. Para saber que ha sido activado los pulsadores modernos cuentan con un led rojo.

Detectores contra incendios

Son los encargados de detectar la presencia de humo o temperatura en las instalaciones del sistema de incendios. Éste, al ser activado, transmite una señal a la central de incendios, encargada de iniciar la fase de emergencia establecida. Dependiendo el tipo de ambiente a cubrir, se utilizará el tipo de detector adecuado, ya sean detectores ópticos de humo, termovelocimétricos, térmicos, por láser, etc.

Sirenas óptico-acústicas

Una alarma de incendio es una protección contra incendios, que se activa a través de la orden de la central de incendios que ha recibido un evento, ya sea de un detector o un pulsador. Estas alarmas advierten de un posible incendio, para realizar la evacuación del local, nave o edificio.

Barreras lineales

El detector lineal está diseñado para la detección de humos procedentes de fuegos en su fase inicial y es sensible al valor medio de la densidad del humo a lo largo de la totalidad de su línea infrarroja, provocando la alarma al disminuir la transparencia por debajo del umbral preestablecido. Por su gran alcance (hasta 100 metros) está especialmente indicado para la protección de espacios bajo techos altos o lugares en los que el humo pueda difuminarse antes de poder ser detectado.

En otros casos en los que los detectores puntuales pueden ser menos eficientes y difíciles de instalar o mantener. Una característica importante es que dispone del emisor y receptor en una misma unidad, operando con un reflector prismático en el lado opuesto, evitando el tendido de líneas entre ambos. Incorpora un trazador láser que permite visualizar y ajustar el haz de detección de forma  muy sencilla y eficiente.

 
 

Certificación ISO 9001

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar